fbpx

Aceite de Zanahoria, un aceite ideal para el verano

Llegan las vacaciones y ya estamos en verano. Durante este periodo recibimos los intensos rayos de nuestro maravilloso Sol, del que no debemos dejar de disfrutar y aprovechar, ya que sin él no podríamos sobrevivir, pero del que a la vez nos debemos proteger en sus horas más intensas.

Para lograrlo, tenemos un gran aliado para el pelo y para la piel: el aceite de zanahoria. Un aceite rico en betacaroteno, un pigmento amarillo, naranja y rojo presente en muchas frutas, verduras y hortalizas, entre ellas la rica zanahoria, de la que podemos extraer este pigmento precursor de la vitamina A, tan saludable para la piel.

El betacaroteno nos ayuda a tener un color más dorado en nuestra piel aumentando los niveles de melanina y protegiéndonos, además, de los rayos ultravioletas, las quemaduras solares y el envejecimiento prematuro de la piel.

¿Y cuáles son las propiedades cosméticas del aceite de zanahoria? funciona como antienvejecimiento, ayuda a eliminar las líneas de expresión, es fotoprotector, acelera el bronceado, suaviza la piel y minimiza picores y rojeces, funciona como un gran antioxidante. En el pelo ayuda a su crecimiento, a calmar el cuero cabelludo irritado y a dejarlo más suave y nutrido si lo utilizamos como mascarilla.

¿Cómo podemos hacer de forma casera nuestro propio aceite de zanahoria?

Necesitaremos:

  • Zanahorias.
  • Pelador y rallador.
  • Aceite de oliva, girasol, coco o sésamo.
  • Cazuela.
  • Recipiente de cristal resistente al calor.

Proceso:

Tenemos dos métodos:

  1. Pelamos y rallamos las zanahorias, las cubrimos de aceite y calentamos todo al baño maría durante 1 hora.
  2. Ponemos todo a fuego muy bajito en una olla calentando el aceite con las zanahorias, sin que lleguen a freírse ni a dorarse, durante 1 hora también.

En ambos casos los dejaríamos reposar otra hora y los colaríamos después. Debemos elegir un aceite que resista las altas temperaturas, como el de oliva, girasol, sésamo o coco, para que el aceite no se enrancie con el calor o se eche a perder. A mí particularmente me encanta con el de sésamo.

¡Ya tenemos listo nuestro aceite casero de zanahorias!

Súper truco: si le añadimos unas cucharaditas de óxido de zinc, tenemos un aceite aún más protector.

0/5 (0 Reviews)
No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Abrir chat