fbpx

Kriya para la resistencia a la enfermedad


  1. Bombeo Abdominal: Siéntate sobre los talones en postura de roca, estira los brazos hacia arriba con las palmas juntas fuertemente presionadas entre sí. Inhala, suspende el aire y bombea el estómago contrayendo el punto umbilical hacia la columna y relajándolo nuevamente. Sigue con ritmo hasta que necesites exhalar. Exhala. Inhala y comienza a bombear de nuevo. Continúa de 1 a 3 minutos, luego inhala, exhala y relájate.

Este ejercicio estimula la digestión y la energía kundalini en el punto del ombligo (tercer chakra) que es el sitio de la salud física.

  1. Cerradura de oso: Aún sentado en los talones, coloca las manos en cerradura de oso. Entrelazando los dedos de las manos al nivel del pecho. La mano derecha con la palma mirando hacia fuera y el pulgar hacia abajo, la mano izquierda con la palma mirando hacia el pecho y con el pulgar hacia arriba. Inhalas, suspende la respiración, y sin soltar las manos, trata de separarlas. Aplica tu fuerza máxima. Exhala. Inhala y vuelve a tirar. Continúa de 1 a 3 minutos. Inhala, exhala y relájate.

Este ejercicio abre el centro del corazón y estimula la glándula del timo.


  1. Flexiones de torso hacia adelante: Aún sentado en postura de roca entrelaza los dedos cruzados en cerradura de Venus detrás del cuello. Inhala arriba, exhala e inclínate hacia delante, llevando la frente al suelo. Inhala y enderézate. Continúa con una respiración poderosa de 1 a 3 minutos.

Este ejercicio mejora la digestión y aumenta la flexibilidad de la columna.


  1. Siéntate con las piernas estiradas hacia el frente y agárrate de los dedos de los pies con las manos. Baja el torso hacia el suelo, doblándote desde la cadera. Presiona la frente hacia las rodillas y los codos hacia el suelo. Mantén esta postura con respiración normal de 1 a 3 minutos, luego inhala, exhala y relájate.

Este ejercicio permite que las secreciones glandulares de los ejercicios anteriores circulen por el cuerpo ayudando a que el cuerpo se relaje completamente.

  1. Giro de cuello: Siéntate en postura fácil y comienza a girar la cabeza en círculos grandes, trayendo las orejas hacia los hombros y dejando caer la cabeza hacia atrás y hacia el frente. Los hombros permanecen relajados y sin moverse. Estira suavemente el cuello. Continúa de 1 a 2 minutos, invierte la dirección y sigue por 1 ó 2 minutos más.

Este ejercicio y los dos siguientes se combinan para mejorar la circulación al cerebro. Estimulan las glándulas superiores, incluyendo las glándulas pituitaria, tiroides, paratiroides y pineal, las cuales trabajan en conjunto para dar armonía a todo el cuerpo.


  1. Gato/Vaca: Ponte en postura de vaca, apoyando el cuerpo sobre las manos y las rodillas. Las manos separadas al ancho de los hombros y las rodillas separadas al ancho de las caderas. Los brazos están estirados. Relaja la cabeza dejándola caer. Inhala y flexiona la columna hacia abajo, exhala y flexiona la columna hacia arriba. Continúa con respiración poderosa sin mover la cabeza de 1 a 3 minutos. Aumenta la velocidad a medida que la espalda vaya adquiriendo flexibilidad. Al terminar inhalas, exhalas y relajas la postura.

Este ejercicio ayuda a transformar la energía sexual del segundo chakra y la energía digestiva del tercer chakra. También estimula los nervios principales que son regulados por las vértebras cervicales superiores.


  1. Siéntate sobre los talones y comienza a alzar alternadamente los hombros lo más alto posible. Inhala al subir el hombro izquierdo, exhala al bajarlo, al mismo tiempo que sube el hombro derecho. Continúa sin mover la cabeza y con respiración poderosa de 1 a 3 minutos. Al terminar inhala y alza los hombros, exhala y relájate.
  1. Relájate sobre la espalda profundamente de 5 a 7 minutos, con las palmas de las manos viendo hacia arriba.

  1. Postura de triángulo: Ponte de pie e inclínate hacia el frente hasta apoyar el cuerpo sobre el suelo con las manos, formando de esta manera un triángulo con el cuerpo. El cuerpo forma una línea recta con el suelo y los brazos separados aproximadamente 30 centímetros. Mantén la postura con respiración normal por 5 minutos. Al terminar, inhala y exhala lentamente y relaja la postura.

Este ejercicio ayuda a la digestión, fortalece el sistema nervioso y relaja los músculos mayores del cuerpo.


  1. Caminata del elefante: Ponte de pie, inclínate hacia delante y agárrate de los tobillos, manteniendo las piernas rectas. Comienza a caminar por toda la habitación, de 1 a 3 minutos.

Este ejercicio ayuda al proceso de eliminación y ajusta el campo magnético para preparar el cuerpo para meditar.

  1. Relajación en postura de Savasana 7-10 minutos.

COMENTARIOS: Para evitar infecciones y enfermedades persistentes, es esencial que la digestión y la eliminación estén bien. Añade un equilibrio metabólico y un sistema linfático fuerte y tendrás mucha energía. Esta kriya crea fortaleza en esos sistemas y fomenta una excelente salud.

IMPORTANTE: Tanto si sueles practicar yoga o no, es importante que vayas construyendo los tiempos de cada ejercicio poco a poco. Empieza con un mínimo de 1 minuto y ve aumentando el tiempo con la práctica. Para obtener el máximo beneficio de esta kriya, debes practicarla durante 40 días sin interrupciones.

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat