fbpx

¿Quién es Rosemary Gladstar?

 

 

La editorial Diente de León vuelve a inspirarnos y sorprendernos muy gratamente con el libro Plantas medicinales para toda la familia de una autora y fitoterapeuta norteamericana con una extensa trayectoria. Se trata de Rosemary Gladstar, conocida como la “madrina de la fitoterapia estadounidense moderna”.

 

Rosemary creció en una granja lechera en California y estaba muy unida a su abuela, la persona que la introdujo en la jardinería como una forma de refugio, además de sustento:

 

«[…] la madre de mi madre, Mary Egitkhanoff, vivió cerca de nosotros mientras crecíamos. ¡Conocía las plantas! Ella solía decirnos que fue su fe en Dios y su conocimiento de las plantas lo que le salvó la vida. Y lo decía en serio. Tanto ella como mi abuelo fueron sobrevivientes del genocidio armenio. Ella sintió que era su “deber religioso” enseñarnos acerca de Dios y las plantas. Y lo que ella me enseñó, al menos sobre las plantas, se me ha quedado grabado toda la vida».

 

Gladstar estudió las plantas medicinales con varios mentores y maestros y comenzó su pequeño negocio, la tienda “Rosemary’s Garden” en California, todavía activa. Después de años de mezclar tés y trabajar con hierbas en su tienda, Rosemary’s abrió una compañía de té: Traditional Medicinals. En 1978 fundó la reconocida California School of Herbal Studies y en la década de 1990 se mudó a las montañas de Vermont, donde fundó Sage Mountain Retreat Center and Botanical Sanctuary, un hermoso centro de aprendizaje y un reservorio natural.

 

«Uso hierbas todos los días de alguna manera. Cocino con ellas, las bebo como té, me comunico con ellas, duermo con ellas y me baño con ellas. Mis tónicos diarios favoritos incluyen; ortiga, consuelda, romero, avena, toronjil, espino, diente de león y bardana. A veces hago bolitas para la longevidad y las tomo a diario. Mezclo mantequilla de almendras y tahini y agrego miel para hacer una pasta cremosa. Luego agrego mis hierbas favoritas para la longevidad como hoshuwu, schizandra, ortiga, espino, astrágalo, ashwagandha, etc. (todas en polvo). Y luego agrego coco, algarroba o chispas de chocolate, almendras u otra nuez, arándanos, etc., para que tenga un sabor delicioso. ¡Una o dos al día mantienen alejado al médico durante mucho tiempo!»

 

Entre sus grandes aportaciones en el mundo de la enseñanza de las plantas medicinales ha sido fundar, a mediados de los 90, el International Herb Symposium y el New England Women’s Herbal Conference. Ambos brindan valiosas oportunidades de aprendizaje para fitoterapeutas principiantes y avanzados:

 

«En mis clases siempre llevo a los estudiantes a los jardines y al corazón salvaje de la naturaleza donde las plantas habitan en abundancia. Y les incito a escuchar a las plantas. ¡Son nuestros mejores maestros! Las plantas te enseñarán más que cualquier libro e incluso más que el mejor fitoterapeuta.

 

Además, hay  que estudiar con muchos profesores diferentes. Nunca uno solo, de lo contrario nos convertiremos en pequeños clones. Es mejor estudiar con muchos y dejar que cada uno te inspire y te transmita su propia visión, para así tener una mejor visión del mundo que te rodea».

 

Desde IEN estamos agradecidos con la editorial Diente de León por traducir y publicar su libro y, también, por darnos la oportunidad de poder ofrecer a nuestros alumnos un poco de la sabiduría de Rosemary con el taller de Cosmética Natural, que impartirá a distancia el 20 de abril. Podremos disfrutar de un día de spa en casa aprendiendo a elaborar con ella nuestros propios productos cosméticos con ingredientes sencillos, naturales y fáciles de encontrar.

 

Si quieres información del taller pincha aquí.

0/5 (0 Reviews)
No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Abrir chat