fbpx

Principales pautas para evitar la hipermeabilidad intestinal

La inflamación crónica del intestino y del tubo digestivo supone, además de molestias y malestar, la aparición de la apertura de la barrera inmunológica intestinal dando lugar a inflamaciones no solo digestivas si no también en el resto del organismo.

Hoy en día las enfermedades inflamatorias digestivas y no digestivas son posiblemente uno de los motivos más frecuentes de acudir a consulta. El vínculo entre ambas inflamaciones pasa por una disfunción en la microbiota y en la permeabilidad del intestino, lo que da lugar a la activación de estrategias inmunológicas de forma permanente.

Las causas de dicha permeabilidad tienen que ver con muchos factores bioquímicos, pero también con factores endocrinos y nerviosos. En este post queremos daros algunas de las pautas para mantener el intestino desinflamado:

  • Evita las cantidades elevadas de gluten, harinas, almidones y azúcares.
  • Modula el consumo de alcohol.
  • Retira los estimulantes.
  • Reduce el estrés. Introduce diariamente una actividad que permita al sistema nervioso salir de la rutina de tensión.
  • Muévete y haz ejercicio entre comida y comida.
  • Introduce fuentes de omega 3, vitamina D y Magnesio en la alimentación diaria.
  • Consume pequeñas cantidades de fermentos como el Chukrut o la kombucha.
  • Introduce buena variedad de verduras, especias y grasas saludables como aceite de oliva, aguacate o coco.
  • Regala al intestino horas de descanso sin trabajar alargando el espacio entre comidas principalmente por la noche.

Estas pautas generales deben convertirse en rutinas para lograr ganar vitalidad y así tener la suficiente capacidad de adaptación que nos permitan llevar una forma de vida flexible donde el organismo pueda convivir adecuadamente en el contexto en que cada uno está.

No hay comentarios todavía.

Deja una respuesta

Abrir chat